Segunda vida para las piruletas de Manhattan · Nueva Sede del Museo de las Artes y Diseño de Nueva York


El edificio Lollipop, en Manhattan
El edificio Lollipop, en Manhattan

A finales del mes de septiembre, arrancó la apertura de la nueva sede del Museo de las Artes y Diseño de Nueva York. Cuando el restaurante de la última planta abra sus puertas el próximo verano terminará la larga y controvertida saga que ha rodeado las obras de remodelación de un mítico edificio: el Lollipop.

No era el más alto de la ciudad, ni el más espacioso, ni el más luminoso. Simplemente se trataba de uno de los más -si no el más- feo, según la crítica de arquitectura del Ada Louise Huxley, poco antes de su inauguración en los sesenta. La imponente masa de cemento recubierta de mármol blanco con fachada cóncava y esquinas de celosía, se apoyaba en unas características columnas: los lollipops. Huxley sentenció que se trataba de “un palacio veneciano de serie sostenido por piruletas”.

Para algunos representaba el último rastro de romanticismo arquitectónico en Nueva York; una obra audaz y arriesgada. Otros, lo veían como un aberrante adefesio kitsch. Cuando el Museo de las Artes y el Diseño anunció sus planes de adquisición y remodelación del Lollipop en 2003, defensores y detractores del edificio piruleta se enfrentaron en manifestaciones, juicios, artículos y airadas columnas. El mismísimo Tom Wolfe escribió una de las más sonadas. “Un terrible bofetón se escuchará por todo Nueva York. No será fuego hostil. Será el sonido de la comisión de protección de edificios de la ciudad cayendo por el suelo de nuevo, mientras uno de los edificios más importantes de la historia de la arquitectura del siglo XX se esfuma y las pequeñas criaturas urbanitas esnifan el tufo que queda en el aire”, vaticinó.

desde Segunda vida para las piruletas de Manhattan · ELPAÍS.com.

Anuncios

Investigadores crean una base de datos de mapas antiguos para poder ser consultados por Internet. europapress.es


El grupo ‘Intervención en el Patrimonio y Arquitectura Sostenible’, del departamento de Arquitectura de la Universidad de Alcalá, encabezado por la catedrática Pilar Chías Navarro, han creado una base de datos de mapas antiguos digitalizados con el objetivo de crear un nodo accesible a través de Internet para investigadores y estudiantes.

Partiendo de la base de que el análisis de la evolución histórica del territorio y del paisaje sólo se ha apoyado excepcionalmente en la lectura e interpretación de documentos cartográficos, este grupo comenzó hace una década a investigar las fuentes documentales que existen en los distintos archivos y bibliotecas diseminados por el territorio nacional para recopilar mapas y planos y crear una base de datos que actualmente cuenta con 4.000 fichas.

desde Investigadores crean una base de datos de mapas antiguos para poder ser consultados por Internet. europapress.es.

Verde, blanco y rosa, o el color de las balas – lanacion.com


Último modelo del Shinkansen o tren bala japonés
Último modelo del Shinkansen o tren bala japonés

El último diseño del tren japonés de alta velocidad recorrerá las calles a partir de 2011, con una nueva paleta de colores, a una velocidad de 300 kilómetros por hora

TOKIO (EFE).- El último modelo del Shinkansen o tren bala japonés, que en sus cuatro décadas de historia siempre ha destacado por su estética futurista, funcionará desde 2011 a 300 kilómetros por hora, y a partir de marzo de 2013, a 320 kilómetros por hora, la máxima velocidad alzanzada por un medio de transporte en este país, informó la compañía JR.

Tras 44 años funcionando en Japón con una demora media de menos de un minuto y sin haber sufrido jamás un accidente mortal, el nuevo Shinkansen de la serie E5 incorporará una nueva imagen, con un morro muy pronunciado y los innovadores colores verde, rosa y blanco.

desde Verde, blanco y rosa, o el color de las balas – lanacion.com.