Lloyd Wright, la vida por la arquitectura


La Casa de la Cascada
La Casa de la Cascada
FOTOS: PHAIDON y FREDY MASSAD
POR FREDY MASSAD
Resulta casi improbable encontrar a un solo arquitecto que no mencione a Frank Lloyd Wright como una de las figuras cuya obra ha constituido a lo largo del tiempo una perdurable referencia. Transcurridos cincuenta años desde su fallecimiento, el día 9 de abril de 1959, a sólo seis meses de la apertura del que sería su último edificio, el Museo Solomon R. Guggenheim en Nueva York, la trascendencia de la visión arquitectónica que Wright desarrolló a lo largo de su vida sigue manteniendo su fuerza y carácter de energía precursora.
En el Guggenheim, una vez más, Wright quiso ir adelante, a la búsqueda y afirmación de lo que él denominó una «arquitectura orgánica», un término que aludía a numerosos conceptos pero en la que se sintetizaba una predisposición sensorial e intelectual hacia los elementos e impulsos vitales emanados por la naturaleza y mediante la que se trataba de imbuir a la arquitectura de una trascendencia cuasi espiritual que la hiciera no sólo símbolo sino cauce de vínculo con éstos.

Nota completa en ABC.es

The Frank Lloyd Wright Foundation

Entradas anteriores en ArquitecturaS dedicadas a F. L. Wright:

El Guggenheim de Nueva York celebrará su 50 aniversario con una exposición de Frank Lloyd Wright
El amante de ladrillo y hormigón · Frank Lloyd Wright
Fallingwater: masterpiece of architecture (Casa de la Cascada)

Anuncios